Etiquetas

miércoles, 4 de junio de 2014

“Pásele, pásele a los tacos”


Los tacos no son premeditados. No se presentan como antesala o reflexión gastronómica a la hora de posibilidades alimenticias, según las normas del mediodía y de la noche. Fíjese en la orden de cinco al pastor, en la mano temblorosa del comensal a su lado, quien admite las ansias de un campechano sin reproches de salsa verde y una posible gastritis. Lea el júbilo de comida de mamá, cerveza bajo el sol o arepa con queso en una mañana sabatina. Lea esos ojos incitadores de algo más que un gusto; relegan el hecho básico del hambre para reinventar un instante feliz, tal vez de cinco o diez minutos, cuando usted se acerca a un puesto cualquiera donde el olor es genuino y el taquero saca de la paila un pedazo de longaniza y otro de suadero. Con un cuchillo de asesino en busca de fiestas precoces, corta la carne en pliegos sobre un tronco de madera, mientras las tortillas miniatura se calientan y hay tiempo de envolverse en la fritanga: dejar la ciudad a un lado, la ciudad donde en cada esquina unas lucecitas brillan y retienen a la gente en casetas blancas, “Pásele joven”.
“¿Con todo güerito?”, le dice el elocuente hombre del delantal grasoso. En una taquería siempre hay “güeritos” y nadie deja la juventud. Y el “todo” son pedazos de cilantro y cebolla (a veces piña) sobre la longaniza o la barbacoa envuelta en dos tortillas. Pastor, cabeza, ojos, lengua, nada se desperdicia. Pida una orden de cinco y admire de nuevo el arte de su preparación, el humo saliente de la paila y la mano que le extiende el plato de plástico con su otra tanda. Aprenda a agarrar el taco y a morder de uno de sus extremos, por el otro ve caer al plato el envuelto líquido de la fritura. Quizá piense en una sangría o un jugo de frutas, esos niveles “extremos” de azúcar reprimidos ante la Secretaría de Salud Federal.
El don de corbata, el jornalero de mochila, el bolero de la plaza, la mujer de ropa deportiva, la pareja de jóvenes borrachos, el extranjero, el campesino, el Jefe de Gobierno, el dueño de la telefonía. Nadie come sentado. Nadie suspira por sus tacos en una mesa, con reservación previa. Es una comunión, un gozo inicial del maízun pacto no premeditado.

Esa reunión improvisada alrededor de la caseta, donde hay un club de bocas ardientes a causa del picante de las salsas; esa orden de tres a quince pesos dependiendo de la proveniencia de la carne, esa noche en la cual las luces esquineras llaman a calmar sus inquietudes comilonas, esa involuntaria búsqueda de una felicidad fijada en la taquería cerca de su trabajo o casa, no permite la soledad. Usted reconoce la hermandad humana y el futuro promisorio que lo agita pareciera una epifanía sobre dos tortillas doradas, su altar más terrenal. “Pásele, pásele joven”.

.

15 comentarios:

  1. ESKIMAL:

    La vida es atreverse y romper la rutina diaria
    No atreverse
    Es no vivir
    Por lo tanto felicitaciones.

    Un dia bello en Miami
    La vida se atreve Eskimal en este mágico lugar donde vivo
    Hoy está con neblina y sol al mismo tiempo...
    nunca habia visto un dia como hoy...
    Un dia
    Magico
    GRACIAS





    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucha, mucha razón tenés. Muy bonita imagen describes en Miami. Habrá que aventurarse más, atreverse sin premeditaciones.
      Abrazos.

      Eliminar
  2. Nadie come sentado; nadie suspira por sus tacos en una mesa, con reservación previa. Es una comunión, un gozo que empieza por el maíz y en el cual hay un pacto no menciona....
    describes los momentos tan intenso que siento el sabor de los tacos en mi lengua

    :)
    gracias por compartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por leer. Espero abrir el apetito. Saludos.

      Eliminar
  3. A estas horas que ya acucia el hambre y esos tacos jugosos que nos regalas acompañados de tus palabras son una buena Opción de cena.
    Besos de gofio para el postre.e

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gloria, esa era la idea. Ojalá en España encuentres unos ricos tacos. Pídelos campechanos, llevan de todo.
      Saludos.

      Eliminar
  4. vengo del blog de Humberto y despues de curiosear me quedo en el club...

    besos muchos

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Humberto es un buen amigo. Aunque no lo conozco en persona sé que es un buen amigo. Yo también pasaré por tu club.

      Eliminar
  5. Gracias por tu comentario. Yo creo que casi todos nuestros escritos son nuestros hijos
    los hemos hecho nacer
    un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  6. Espléndida reseña del glorioso acto de comer tacos.
    Recuerdo y recomiendo los de cabeza de res de Mixcoac,( DEME DOS DE OJO Y UNO DE TROMPA,MAESTRO) que además los acompañas con un buen tepache (bebida de piña fermentada muy refrescante que no encuentras hoy día en cualquier parte,pero muy refrescante y digestivo para los taquitos.)
    No se si hoy día existe aún El Gallito,de Insurgentes;o Los Parados,de la colonia Roma.
    Te puedo decir sin temor a equivocarme que los mejores tacos de carnitas los hace Pedro Carrillo, encargado del estacionamiento de 5 de mayo,a un lado del café La Blanca,(solo una vez al año), si lo ves lo saludas y le comentas ésto, de seguro te invita cuando los haga.
    De mi temprana juventud recuerdo unos tacos al lado del cine Estadio, que los servía "El Gordo". y si le pedías uno de oreja ,te preguntaba,¿Izquierda o derecha?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, está genial u reseña de o mapa taquero. Me pasaré por cada unos de esos sitios para repetir tus pasos gastronómicos.

      Eliminar
  7. Me gusta tu blog! Me suscribiré e iré leyendo viejas entradas para conocer este espacio un poco más. Un saludo y si tienes tiempo, pásate por mi blog!

    http://simplementematt.blogspot.com.ar/

    PD: yo acabé de comer tacos ayer. No se hacen tan ricos en Argentina como en México pero zafan bastante jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matt, gracias por estar por acá. Ojalá te guste alguna historia. En Argentina son las empanadas, dicen que son muy buenas. Espero probarlas en algún momento.
      Me posaré por tu página ahora mismo,.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Gracias Huérfano. Muy tarde mi saludo, pero me pasaré por tus lares digitales a reivindicarme.

      Eliminar